Si te has puesto a planear los detalles de tu boda, seguro mil ideas empiezan a rondar por tu cabeza, pero ¿a que es difícil decidirse? Hoy vamos a proponerte algunas ideas originales que pueden marcar la diferencia entre una boda sin más, y una boda inolvidable. Además, ponemos a tu disposición nuestra experiencia en la celebración de bodas y otros eventos, para que ese día tan especial todo salga mejor de lo previsto.

1. Sorprende a tus invitados desde tu llegada

¡Rompe con lo tradicional! Todos esperan veros llegar en un lujoso coche de época, o en un coche de caballos, pero hay miles de formas que quizás casen más con tu personalidad. Puede que te vayan más las motos, o que tus gustos sean mucho más sencillos, o quizás muy extravagantes. ¿Cómo se les quedarían las caras a tus invitados si te ven aparecer sobre una bici? ¿Y en Segway? ¡O incluso en patinete!

 

Sorprende a tus invitados a tu llegada cambiando el habitual coche de época por una bicicleta

 

2. Apuesta por la comida vegetariana

Es una tendencia al alza, además de muy saludable, pero quizás no se te había ocurrido plantearte un menú vegetariano en tu boda. Deja que desde Molí des Comte diseñemos una carta que satisfaga todos tus deseos, y no te preocupes por si alguien pudiera echar de menos el marisco o el solomillo, ¡porque prometemos platos suculentos y muy sabrosos!

 

Apuesta por un menú vegetariano en tu boda. ¡Saludable y sabroso!

 

3. Endulza la fiesta con algodón de azúcar

Ya es habitual ver en la mayoría de bodas una mesa dedicada a todos los tipos de dulces: caramelos, golosinas, fuentes de chocolate… en principio pensada para los niños, ¡pero es raro el adulto que no se acerca un par de veces a lo largo de la celebración! Nosotros te proponemos hacerlo un poco más divertido, instalando una máquina de algodón de azúcar. ¡Seguro que la mayoría de tus invitados no han usado una jamás!

 

4. Sustituye el tradicional arroz

¿Cuántas veces has salido de una boda con la cabeza y la ropa llena de granos de arroz? ¿Seguro que quieres acabar así en tu boda? Adelántate a los acontecimientos, y no dejes esto a elección de tus invitados más guasones. Además de los ya comunes pétalos de rosas, imagínate terminando la ceremonia entre pompas de jabón, o entre aviones de papel en el que tus invitados han escrito sus mejores deseos. Eso sí, ¡Prohibido apuntar a los ojos!

 

Sustituye el lanzamiento de arroz por algo más bonito y más limpio, como las pompas de jabón

 

5. ¡Que todos puedan saltar de alegría!

Las bodas son celebraciones felices en sí mismas, pero ¿y si además buscamos que sean muy divertidas para todos? Instala un castillo hinchable en algún jardín exterior, y deja que los niños y no tan niños vayan calentando antes del baile. Además, puede ser una forma estupenda de conseguir unas fotos de boda superoriginales.

 

6. Reparte “misiones” entre tus invitados

Prepara un juego de tarjetas en las que escribirás tareas a realizar durante tu boda, del tipo: “Busca a 3 personas más, y mantea al novio.” “Elige a tu pareja musical y cantadnos algo.” “Saca a la madre de la novia a bailar.” O cualquier otra cosa que se te ocurra. Y luego reparte estas tarjetas aleatoriamente entre tus invitados. ¡Os aseguramos montones de risas, y tendréis sorpresas a cada momento!

 

7. Una noche a la luz de las velas

Cuando la noche caiga, apuesta por una luz más natural y romántica. Deja los focos a un lado, e ilumina el recinto con velas y antorchas. Esto dará un toque mucho más especial y acogedor a tu celebración.

 

Deja que la luz de las velas y antorchas le den a tu boda un aspecto más natural

 

8. Regalos personalizados

Vosotros mejor que nadie conocéis a vuestros invitados, así que utilizad esto para adaptaros a sus gustos particulares. Tampoco es necesario hacer un regalo diferente por persona, pero podéis cambiarle el puro por otro detalle a aquellos que no sean fumadores, por ejemplo. Otra gran idea es dividir los regalos por grupos, y así repartir regalos más divertidos a tus amigos más cercanos, o más emotivos a tus familiares cercanos. La idea es que todos sepan que has pensado en cada uno de ellos al preparar tu boda. Sí, sabemos que es un esfuerzo extra, ¡pero un día es un día! Y seguro que todos os lo van a reconocer.

 

9. Pónselo fácil a la gente

¡Adáptate al entorno y sé previsor! Si intuyes que los tacones van a convertirse en un problema entre tus invitadas, prepara una caja con varios pares de alpargatas para que puedan descansar los pies, o incluso dispón de una zona de baile en un jardín u otro sitio donde se pueda bailar descalzo. Y si crees que el exceso de sol va a recalentar en exceso las cabezas de tus asistentes, adelántate repartiéndoles sombreros divertidos. ¡La idea es que uses tu imaginación para convertir estos pequeños problemas en un motivo más de diversión!

 

10. Llenad el cielo de buenos deseos

Para terminar un largo día de emociones, pide a tus seres queridos que escriban sus deseos y los metan dentro de un farolillo de papel. Cuando todos estén listos, da la orden de encenderlos y contemplad cómo se alejan volando en el cielo. ¡Seguro que es una imagen que querréis inmortalizar!

 

Escribid vuestros deseos y hacedlos volar en linternas de papel. ¡Será una imagen para el recuerdo!

 

Desde Molí des Comte esperamos que alguna de nuestras propuestas te haya convencido, y recuerda que disponemos de un servicio de catering con más de 15 años de experiencia en este tipo de celebraciones, así como de wedding planner, que resolverá todas tus dudas y conseguirá que todo aquello que has imaginado se convierta en la más maravillosa de las realidades.

, , , ,