Las flores son arte natural, belleza viva que, en una boda, tienen un peso importante. Primero, por el ramo de la novia. Segundo, por los arreglos florares del lugar de la ceremonia y del banquete.

Además, la floristería es una de las partidas que más suben en el presupuesto de cada pareja. Aunque esto, en parte, se debe al desconocimiento de las flores de temporada.

Si encargamos una flor que nos encanta, pero fuera de temporada, significa que tiene que venir de invernadero o de fuera, y por tanto su precio sube.

Por este motivo, es muy recomendable escoger flores de temporada, que serán unas u otras dependiendo de la estación en que os caséis. ¡Verás que cada grupo tiene una buena colección de opciones para todos los gustos!

Flores para bodas de primavera

Entre marzo y junio tenemos una gran variedad de flores de todos los colores para elegir.

Las rosas no fallan nunca en ninguno de sus tonos, pero podemos expandir el campo al tulipán y su gama de color, así como a las violetas, los narcisos, los pensamientos, e incluso los girasoles.

¡Puede que un girasol no te parezca lo más adecuado para el ramo, pero en la decoración del restaurante llaman la atención de forma hermosa y muy efectiva!

A partir de mayo, además, puede encontrar peonías de temporada, con su aspecto hermosamente salvaje.

Flores para bodas de verano

Las peonías te durarán más o menos hasta junio. De ahí a septiembre, además de las rosas y las violetas, puedes considerar el jazmín, las magnolias, las gardenias o el apropiadísimo lazo de novia.

Las lilas añaden un hermoso toque morado fantástico para las decoraciones claras de la temporada. ¡Y en el ramo quedan impresionantes!

Aunque, si tu boda a tener un estilo rústico, el astilbe es ideal: frondosa, silvestre, bellísima… ¡y encima es de las más económicas del mercado!

Flores para bodas de otoño

Entre octubre y diciembre todavía encontraremos algunos tipos de rosas, así como jazmines, pero es el momento de virar a otras flores como alcatraces, dalias (tremendo el toque de color que proporcionan en rosa, morado, blanco o verde), o muy especialmente las sugerentes orquídeas.

Además, los arreglos florales de otoño tienen grandísimas posibilidades con la hiedra.

Flores para bodas de invierno

Margaritas, claveles miniatura, gardenias y (todavía) orquídeas son buenas opciones para el invierno, igual que los tulipanes.

Aunque la protagonista casi indiscutible de las bodas en invierno es la hortensia, que puede combinar todo tipo de tonos pastel encantadores.

La nigella damascena o amor en la niebla es otra opción, no muy extendida, pero definitivamente perfecta, por sus tonos y su aspecto de salvaje belleza.

Esperamos que esta pequeña guía-resumen te ponga en la pista de las flores de temporada más adecuadas para tu boda. Pero recuerda que, en caso de duda, nuestra wedding planner te ayudará tanto a elegir el estilo y la flor de temporada que prefieras, como el proveedor más adecuado para que el presupuesto no se dispare.

¡Contáctanos y preparemos juntos una boda de ensueño con una decoración perfecta!

, ,