Las y los wedding planners formamos parte, cada vez más, de la experiencia nupcial de cientos de nuevas parejas cada año. Y, aunque ya hemos explicado cómo organizar una boda única en Menorca utilizando este servicio, muchas parejas todavía tienen dudas.

¿Cómo es organizar una boda en Menorca con un wedding planner?

¿Se nos irá la cosa demasiado de presupuesto?

¿En qué mejorará las cosas?

Son dudas muy razonables… ¡que nuestro equipo wedding planner te responde en este post!

Un viaje inolvidable, un trabajo para conseguir la boda de tus sueños en Menorca

El trabajo del wedding planner es convertir una boda en Menorca en un viaje inolvidable para todos. Y las cosas bien hechas se hacen despacio.

Por eso nuestra primera reunión con la pareja siempre es un poco relajada. Queremos dedicar el tiempo que sea necesario a conoceros, tanto juntos como por separado. Vuestros hobbies, vuestras preocupaciones, vuestras manías, los estilos que os gustan… aquello que os hace únicos.

Con un café delante, conocer vuestra historia personal es la clave para iniciar una organización de 10.

Lo primero que solemos preguntar es: ¿cómo te imaginas tu boda? Algunas parejas lo tienen muy claro, vienen con una idea fija, y nuestro trabajo es más bien matizarla y llevarla al plano de lo real, hacerla posible.

Otras parejas, muchas, de hecho, no tienen una idea muy clara de lo que quieren. Más bien retazos. Nuestro trabajo, entonces, es indagar en el tema descubriendo vuestras preocupaciones, y a qué le dais realmente importancia ese día. Y, podéis creernos, cada pareja es diferente:

  • Algunos le dan toda la importancia a la decoración.
  • Otros parten de la idea de que una gran comida significa una gran boda, y su preocupación es la abundancia del menú.
  • Para otros, la música en vivo es la clave: organizar toda la parte “post-comida” de la boda.
  • Otros están razonablemente preocupados por todo lo anterior, pero su fijación es un carrito de donuts para después del baile, o realizar un tipo muy concreto de ceremonia. O que la finca donde se celebre sea accesible porque viene mucha gente de fuera.

Una boda en Menorca, temas, decoraciones y confianza

Saber vuestra historia es fundamental para plasmar en la boda la esencia de vuestra relación. Pero, más que esa información en concreto, el secreto está en la confianza. En conoceros. Abrirle el lado afectivo a esta relación profesional es lo que nos permite llegar al tuétano y entender lo que necesitáis para que vuestra boda sea un éxito.

Por ejemplo: la decoración. Más que preguntar qué tipo de flores queréis, queremos saber qué idea lleváis. Qué tema. Cuál es vuestro “rollo”. Qué gama de colores os gusta. Y con una gama cromática definida y una idea clara de lo que os gusta, podremos buscar el ramo, los centros, los detalles florales, y los demás elementos de la decoración.

Un ejemplo: en una decoración de tipo marinero/mediterráneo no sólo importan los colores azules y blancos, sino transmitir mar con elementos como redes de pesca, o detalles náuticos en las mesas, ¡o incluso en el menú!

Logística y practicidad de una boda en Menorca

Nadie quiere que una boda se vaya de presupuesto. Y contratar un/a wedding planner no tiene por qué dispararlo. Al revés: parte de nuestro trabajo es optimizar los recursos y ajustarlos para un banquete que ha de ser perfecto sin ser disruptivo para la economía de nadie (dentro de que las bodas, de por sí, ya conllevan un gran coste).

Podremos ayudarte, por ejemplo, con la elección de la finca: una que, además de ser estéticamente perfecta, también lo sea en clave logística. Con un acceso fácil, con aparcamiento suficiente…

Y lo mismo para el equipo de iluminación y sonido: nosotros nos encargaremos de que ese aspecto salga perfecto, sin que el presupuesto se dispare.

Al final, se trata de tejer una relación. Va a ser “breve”, y tendrá un objetivo final: una boda perfecta en Menorca. Pero va a ser intensa y muy productiva. Porque siempre cumplimos el objetivo.

¿Nos tomamos ese café?