Compartir en:Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0

En otras ocasiones, hemos descrito la calidez que sugieren los espacios interiores del Molí des Comte Asador. Nuestro gran salón, cubierto por un total de 18 bóvedas de cuatro aristas sostenidas por sólidos muros y pilares, destaca por los colores y las tonalidades que adopta un tipo de piedra muy valorada en Menorca; el Marés. Esta vez, queremos profundizar sobre este tema para acercarle a uno de los materiales más comunes en la arquitectura menorquina, como podrá observar en los edificios del casco antiguo de Ciutadella de Menorca y otros núcleos urbanos de la isla. Por otro lado, aprovecharemos para recomendarles una de las interesantes excursiones que podrá realizar con los suyos durante su estancia en Menorca.

Imagen exterior de la Catedral de Ciutadella de MenorcaEl marés es una roca sedimentaria compuesta por granos de arena, detritos y fósiles animales, cohesionados por cementos naturales. Debido a su gran abundancia en nuestro territorio y tratándose de una piedra fácil de moldear, el marés ha sido durante siglos uno de los materiales más empleados la construcción de toda clase de edificaciones. Encontramos su presencia en viviendas, iglesias, fortalezas militares o incluso, en los monumentos y yacimientos arqueológicos de época talayótica, quedando como testimonio inmemorial que nos conduce por un viaje de más de 25 siglos de historia.

Antiguamente, el Marés se extraía en las cercanías de la edificación que se deseaba construir, de las que se conseguía tan solo la cantidad necesaria de piedra. Pero una creciente demanda para la construcción de edificaciones cada vez más ambiciosas, hizo necesaria la explotación de grandes canteras de Marés, donde generación tras generación han trabajado duramente los canteros de la isla. Sin embargo, poco a poco la introducción de nuevos materiales tales como el hormigón, terminaron provocando el cese de las extracciones en la mayoría de las canteras.

Panorámica de las Canteras de s'HostalLo que en un principio parecía el declive de tan importante patrimonio etnológico de Menorca, acabó por convertirse en una de las mayores propuestas sociales y culturales en nuestra isla. En 1994, tras el cierre de las canteras de s´Hostal, fue fundada sin ánimo de lucro la asociación “Líthica”, a manos de la escultora y arquitecta Laetitia Lara junto a un apasionado grupo de amigos. Juntos, alquilaron el recinto de s´Hostal con el objetivo de rescatar del olvido y los escombros un legado de incalculable valor histórico, para devolverlo en su máximo esplendor a la memoria cultural de Menorca.

Las Pedreres de s´Hostal, se caracterizan por formar un paisaje de marcados contrastes, como resultado de las distintas técnicas de extracción de Marés que se empleaban en las canteras. Espacios amplios y regulares indican una extracción mecánica, mientras que la presencia de intrincados laberintos de piedra irregular ponen de manifiesto una laboriosa extracción manual. Desde su fundación, la asociación de Líthica ha centrado sus esfuerzos en recuperar las canteras y sanearlas de escombros, runas y residuos, otorgándoles una renovada imagen con jardines que conservan la esencia de laberinto.

Concierto nocturno en las Canteras de s'HostalA su vez, Líthica se encarga de promover y gestionar actividades, actuaciones y conciertos que tienen como escenario las canteras de Marés, convirtiendo las Pedreres de s´Hostal en un punto sociocultural de referencia en Menorca, un espacio creativo donde arte y cultura se juntan con una de las más antiguas tradiciones en la isla dando forma a este mágico lugar. Las propuestas culturales que ofrecen, quedan divididas entre actividades diurnas y eventos nocturnos.

Desde Molí des Comte Asador, queremos recomendarles la visita a las antiguas Pedreres de s’hostal, donde podrá disfrutar de un agradable paseo a través de los jardines botánicos, el Laberint dels Vergers y el Jardín Medieval, o sumergirse en un mundo de luces y sonido durante la noche, durante conciertos y espectáculos nocturnos que llenan de magia las viejas canteras. Y como siempre, le invitamos a dejarse envolver por la calidez de nuestro local y sus interiores de marés, donde esperamos sorprenderle con las propuestas y especialidades sugerentes, así como con el minucioso servicio que nos distingue en Molí des Comte Asador.

Más información; www.lithica.es