Compartir en:Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0

Casarse en Menorca es una idea genial si quieres disfrutar de una boda con el sabor más mediterráneo. ¿No tenéis fecha todavía? No os preocupéis. En el post de hoy os hablamos sobre los pros y los contras de cada estación del año para que podáis elegir el momento que mejor encaje en el tipo de boda que tenéis pensado.

Una boda en Menorca para cada época del año

Si buscas una boda en la playa, seguro que lo tienes claro: junio, julio y agosto son los meses estrella para ese enlace junto al mar, en una playa virgen, rodeados de naturaleza… Espera, espera. Suena muy idílico, pero ten en cuenta que ese tipo de playas requieren una buena caminata para llegar hasta ellas y en estos meses, las que tienen acceso en coche están abarrotadas.  Si quieres casarte en Menorca en verano, tendrás que poner en una balanza el buen tiempo y las playas a una temperatura perfecta en un lado y, en el otro, la enorme cantidad de bañistas que os vais a encontrar, especialmente durante la mañana o en las primeras horas de la tarde.

Casarse en verano

                                                                            Casarse en verano

Casarse en invierno suele ser una opción poco contemplada por el frío y las lluvias, pero la verdad es que en Menorca el invierno es bastante moderado y no suele hacer unas temperaturas muy extremas. Los escenarios quizá deslucen un poco si está nublado y os arriesgáis a que llueva, pero lo bueno de casarse en Menorca es que hay un montón de lugares de interior donde celebrar un precioso enlace.

Casarse en invierno

                                                                             Casarse en invierno

Las opciones más moderadas son la primavera y el otoño: en ambas estaciones las temperaturas son templadas y hay cierto riesgo de lluvias, especialmente a principios de primavera y a finales de otoño. Pero también es en estas épocas cuando menos turistas hay: antes de que empiece la temporada y cuando ya está terminando definitivamente. Aun así, si no te la quieres jugar es nuestra recomendación estrella.

Casarse en otoño o primavera

                                                                   Casarse en otoño o primavera

Por supuesto, la época del año que elijas para tu boda en Menorca dependerá del tipo de enlace que queráis. Si queréis celebrarla durante la tarde y alargarla hasta la madrugada con una cena y baile, lo mejor será el verano. En invierno, a esas horas, ya hace más frío. En cambio, si buscáis una boda tranquila en un lugar con encanto o no os importa no poder bañaros, tanto el invierno como primavera y otoño serán perfectas.