Compartir en:Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0

Por regla general, los postres de una boda suelen estar compuestos por un plato único y un trozo del pastel de bodas; pero, actualmente, puedes sorprender a tus invitados con una mesa de postres: un must have que no debería faltar en tu catering si quieres ponerle un broche personal y diferente a tu banquete de bodas.

La mesa de postres es una de las tendencias en catering de esta temporada 2016 y una forma diferente de ofrecer una amplia variedad de dulces exquisiteces a tus invitados; desde mini postres de diferentes sabores y texturas hasta un fondant de chocolate con frutas o cualquier creación con la que pueda sorprenderte el servicio de catering que hayas contratado.

1-mesa-dulce-boda

Un buen servicio de catering apostará por combinar sabores dulces, cítricos y amargos, así que hasta los invitados con los paladares más exigentes encontrarán una propuesta con la que se les haga la boca agua.

Pero si vas a celebrar tu boda en Menorca, ¿qué te parece si sorprendes a tus invitados con una deliciosa mesa de dulces made in Menorca? ¡Aquí van nuestras recomendaciones!

– Helado de queso mahonés. Esta receta original del chef Koldo Royo, es un postre diferente de sabor dulce que se elabora con queso mahonés semicurado. Su textura cremosa y su sorprendente toque final, es una delicia difícil de superar. Además, puedes acompañarlo con uvas, una excelente y acertada combinación.

Helado de queso mahonés

Helado de queso mahonés

– Macarrons de Sant Joan: Son unos pequeños dulces muy típicos de las fiestas de San Juan de Menorca, que se preparan con clara de huevo, mucho azúcar y, si quieres, puedes añadirle trocitos de almendra o de cualquier otro fruto seco que te apetezca. Este postre visualmente muy atractivo por la forma de flor de seis puntas que tiene. Además, puedes optar por mantener su color blanco habitual o darles un toque personal con colorante.

Macarrons de Sant Joan. Foto by Marga

Macarrons de Sant Joan. Foto by Marga

– Mini rubiols. Aunque los típicos rubiols menorquines son salados, la tradición mallorquina de hacerlos dulces se ha extendido también por la isla de Menorca. Los rubiols son unas pastas en forma de media luna que se rellenan de confitura, de cabello de ángel o de requesón. Puedes pedir al servicio de catering que preparen una bandeja con varios de diferentes tipos y en versión mini, para que todo el mundo pueda probarlos.

Robiols dulces

Robiols dulces

Y por último, en una boda en Menorca con una mesa de dulces isleños, no puede faltar el gin Xoriguer; una Ginebra especiada y suave perfecta para acompañar todos estos postres típicos de la gastronomía menorquina. Y si quieres disfrutar de una versión más suave y refrescante, prueba el granizado de pomada (Xoriguer combinado con limonada natural). ¡Imposible irse a casa con mal sabor de boca!

gin-xoriguer

, , , ,