¡Hola! Soy Abril Viola, wedding planner de Molí des Comte, y hoy vamos a hacer un post un poco especial. Hoy os voy a contar en qué consiste exactamente mi trabajo, y cómo ese trabajo se traduce en una boda espectacular en la que todo sale a pedir de boca.

Y es que, todavía hoy, muchas parejas de novios no acaban de ver claro por qué necesitan una wedding planner, o en qué puede beneficiarles. “Pero si esto podemos hacerlo nosotros…”

Por supuesto que podéis. Pero, ¿es lo más conveniente para vosotros? ¡Acompañadme para saber la respuesta!

 

 Lo teórico y lo práctico en la planificación de bodas

En teoría no es tan complicado organizar una boda: hay una serie de tareas específicas que debéis hacer, tenéis tiempo por delante, y sólo es cuestión de ponerlas en orden, ir haciendo, e ir tachando. 

¿A que sí?

Pero luego llega la vida. De repente esas tareas son muchísimas cosas a tener controladas. Ponerte en contacto con muchos proveedores distintos, comparar precios, calcular, coordinar. Discutir por quién hace esto o aquello. Y luego sacar la vena artística y sensible que todos llevamos dentro (¿o no?) para pensar decoraciones, estilos, etc. Eso, en medio de una rutina normal de trabajo, y con el nervio inevitable de estar próximos al enlace.

¿A que ya no suena tan fácil? Pues la figura del wedding planner no solo es la que hace que todo esto sea fácil. Es que lleva la boda a un extremo que no imaginabas alcanzar.

 

Cómo trabaja una wedding planner

La clave de mi trabajo es conoceros. Es algo que requiere tiempo y charlas sosegadas, pero es indispensable, porque es vuestra boda, y debe desprender “vosotros”. Debe ser reconocible como vuestra desde el momento en que el primer invitado ponga un pie en el lugar.

Necesito conocer vuestros gustos, vuestras preferencias, vuestras preocupaciones e inquietudes. Y también vuestra historia. Cómo os conocisteis. Qué os caracteriza. Qué compartís. 

De alguna manera, una boda es un momento en el que recogemos toda la memoria de nuestro pasado (nuestros padres, nuestra familia, nuestros amigos, los que nos acompañaron hasta aquí) y la incorporamos a lo que será la memoria futura, la que construiréis juntos. 

¿Y qué hago exactamente con esa información personal? Crear un evento 100% personalizado e íntimo, pero con la experiencia de un profesional.

 

espacio-boda

 

Todo lo que el wedding planner puede hacer por vosotros

 

Ajustar el presupuesto

Tras la entrevista inicial ya sabré qué queréis para vuestra boda, y podré presentaros un presupuesto adaptado a la inversión que podáis o queráis realizar. Olvidaos de sumar gastos dispersos o de caer en manos de algún proveedor muy caro: lo gestionamos todo de forma centralizada, incluyendo el siempre espectacular menú de boda.

 

ajustar-presupuesto

 

Conseguir la localización

Un restaurante puede ser un lugar precioso para celebrar una boda. ¡El salón del mismo Molí des Comte es una preciosidad! Pero en Menorca existen muchas fincas y localizaciones increíbles que harán de vuestro enlace algo único. Y nosotros podemos conseguirlas.

 

Asesoramiento

Os explicaré los distintos servicios especiales a los que podéis optar, os asesoraré para darle a todo el conjunto la coherencia necesaria, y os ayudaré a resolver cualquier inquietud. ¿Transporte de los invitados al lugar del evento? ¿Un show ecuestre durante el aperitivo? ¡Todo es posible!

 

show-caballo

 

Estética y diseño

Todo lo que he aprendido sobre vosotros me ayuda a crear un diseño visual de la celebración. Juntos elegiremos los colores, las flores, el estilo de las invitaciones, la música que acompañará el evento, o detalles como el photocall. Que, como todo, será 100% personalizado. 

 

estetica-boda

 

Por ejemplo, para una pareja cuya pedida se había hecho en globo, montamos un photocall con un globo que dejó atónitos a todos los invitados. En otras ocasiones, como ves en la imagen, lo organizamos para parejas muy rockeras y vinculadas al mundo de la música. Pero son solo dos ejemplos: ¡lo importante es que sea totalmente tuyo!

 

photocall-personalizado

 

Supervisión 

Que te organicen todo el pre siempre es agradable. Que te lo supervisen el Día B (el Día de la Boda), no tiene precio. Ese día merecéis disfrutarlo sin agobiaros por si habrán llegado las flores, por si habrá llegado el DJ o el músico, o por cualquier otro detalle. 

Ese día, vosotros casáis, comed, celebrad y vivid esa experiencia única en la vida. Que de que todo funcione como un reloj ya me encargo yo, hasta que marche el último invitado.

¿A que ya le veis toda la utilidad al servicio de wedding planner de Molí des Comte?

¡Que no os pille el toro organizativo y os estropee la que debe ser una de las etapas más felices de vuestra vida! ¡Disfrutad de un evento perfecto y 100% personalizado!